Dormitorio Feng Shui

feng shui

La técnica del Feng Shui trata en este caso, de aumentar el Yin existente en el ambiente para ayudar y facilitar el descanso en el dormitorio de los niños. Este tipo de decoración Feng Shui es muy sencillo de aplicar.

En primer lugar debemos saber que esta técnica milenaria, destaca por su exclusivo uso de materiales naturales, ya sea en ropa de cama, cortinas, alfombras, muebles y juguetes. Otro detalle importante es el orden de la habitación, sin muchas cosas, un ambiente casi minimalista, esto ayuda a tener una mejor circulación de la energía en la estancia.

Para una decoración Feng Shui, la iluminación es fundamental, debemos tener diferentes fuentes de luz, natural para el día y alguna artificial para la noche. Limitar al máximo el uso de aparatos eléctricos e intentar tenerlos lejos de la cama.

No se debe usar colores fuertes como negro, gris, amarillo o rojo. Hay que centrarse en colores más suaves que transmitan sensación de paz como vede, beige, azul o color melocotón, siempre en tonos claros. En cuanto a la ropa de cama y motivos estampados en paredes y cortinas debemos evitar que tengan colores chillones y figuras en acción, porque perturban el descanso. En su lugar hay que usar dibujos de la naturaleza, pero no de animales de aspecto agresivo, con esto, estimularemos el crecimiento de los niños. Los dibujos marinos muy exagerados e intensos podrían provocar problemas respiratorios o renales. También es perjudicial que los dibujos tengan cruces, puntos duros, triángulos, flechas o diamantes.

La cama, que debe tener sobre todo ropa de color verde o azul, se debe colocar lo más lejos posible de la puerta y apuntar al norte, esto aportara al niño calma y quietud.

Debajo de la cama o cuna no se debe colocar ningún objeto y en el caso de las ventanas es mejor usar cortinas de color blanco.

fuente: blog decoracion


Escribe un comentario