Doulas: acompañando a las mujeres hacia la maternidad

Semana Mundial de las doulas4

El martes empezó la Semana Mundial de la Doula, que durará hasta el próximo día 28 (lunes); el propósito de este evento es “capacitar a las doulas para mejorar la salud fisiológica, social, emocional y psicológica de las mujeres, los recién nacidos y sus familias en el parto y postparto”. Así mismo, se pretende difundir los beneficios de su presencia durante estos procesos.

Las doulas son generalmente mujeres, y su misión es informar y acompañar a las embarazadas. No son personal sanitario, ni realizan el trabajo de una matrona; aunque muchas veces se complementan y pueden trabajar juntas. Una doula no interviene, ni toma decisiones por la mujer embarazada / puérpera. Muchas de vosotras ni siquiera habréis oído hablar de ellas, con excepción del controvertido “Informe Doulas” redactado el año pasado por el Consejo General de Enfermería.

No voy a entrar en la polémica que se generó, pues la acusación de causar riesgos para la salud de las madre y sus bebés, estaba basada en el desconocimiento de los fundamentos de una profesión que – aunque es percibida como “nueva” – encuentra el origen de su nombre en la Antigua Grecia.

Según un fragmento del programa de “equipo de investigación” dedicado a este tema, eran esclavas o sirvientas que también podían prestar ayuda a su señora en el transcurso del parto. Existen muchos testimonios en forma de frescos o jeroglíficos, que atestiguan la presencia de mujeres que realizaban estas funciones en culturas antiguas.

Doulas: profesionales que poseen los conocimientos necesarios para ejercer.

El estudio “The Effect of a Supportive Companion on Perinatal Problems, Length of Labor, and Mother-Infant Interaction”, publicado en The New England Journal of Medicine”, revisó los efectos del apoyo de doulas durante el trabajo de parto, y la interacción entre la madre y el recién nacido. La población de estudio fueron mamás guatemaltecas primíparas y sanas, y los resultados para el grupo experimental (las que contaron con tal apoyo) mostraban tasas bajas de problemas prenatales posteriores.

Aunque las doulas reciben formación, está no es reconocida oficialmente. No quiere decir que les falten conocimientos sobre educación prenatal, puericultura, parto / postparto, fisiología del embarazo, lactancia, etc.

No es la primera profesión que en sus inicios está falta de reconocimiento (ocurrió con los fisioterapeutas en su día); ni es la única profesión que se ejerce sin título oficial, de hecho a diario nos relacionamos con profesionales competentes que como formación cuentan únicamente con su praxis (por ejemplo un fontanero o un dependiente de panadería).

Semana Mundial de las doulas5

Ni practican el intrusismo ni ponen en riesgo la salud de madres o bebés.

En el ejercicio de su profesión, una doula es capaz de derivar a otros profesionales (matronas o ginecólogos principalmente); obviamente una doula no puede romper una membrana, administrar medicamentos o hacer un tacto vaginal. Pero sí que apoyará emocionalmente, acompañará con su respiración en un parto, ofrecerá comida o sugerirá una postura (entre otras funciones). Y sobre todo, como he mencionado más arriba, facilitará espacio a la madre para que decida, y acepte (o no) el acompañamiento en determinados momentos.

En la actualidad las madres se encuentran solas porque las redes de apoyo formadas por mujeres (vecinas, abuelas, …) han desaparecido, y con ellas los conocimientos sobre procesos fisiológicos tan importantes y delicados como el embarazo, el parto y el pueperio. La realidad no es la que nos cuentan esas revistas que regalan en las clases de preparación al parto, y llegado el momento, se cuenta con la ayuda inestimable de la pareja, pero sin duda puede ser insuficientemente, especialmente si nos encontramos en un entorno intervencionista.

La maternidad está cada vez más desvalorizada, y no vivimos en una sociedad que nos facilite los encuentros de mujer a mujer, esto sí ocurre cuando pasa el tiempo y criamos a los hijos, pero no en esos procesos que he mencionado, o por lo menos no de una forma natural. Por eso yo sí que le veo mucho sentido a las doulas; es más: creo que cubren necesidades percibidas por las madres.

Semana Mundial de las doulas3

En estos días que quedan hasta la finalización del evento, os informaremos un poco más sobre este tema tan apasionante, mientras tanto, les deseo a todas las doulas del mundo, una feliz semana.

Más información — Asociación Española de Doulas


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   olegoana dijo

    Diferencias entre el baby blues y la depresión posparto. En el marco bucólico de la maternidad no todo lo que se cuenta es cierto, ni tan perfecto. Por si fuera revistas y blogs recuerdan constantemente que hay que hacer mucho ejercicio —algunos con nombres sospechosos como “hipopresivos”—para tener el cuerpo de las modelos de Victoria Secret —el que nunca antes se tuvo ni falta que hizo, ni para ser feliz, ni para ligar, ni para ser amada—…http://goo.gl/ofjUit

Escribe un comentario