EL ASMA INFANTIL (IV)

asma-bronquial

Esta investigación se extendió por un reciente estudio en el que se informó del diagnostico de un niño con asma de siete años de edad, el cual aumentó al 23% si la madre fumaba, incluso menos de 10 cigarrillos al día durante el embarazo. Los datos de varios estudios muestran que el tabaquismo materno prenatal es un factor de riesgo para la aparición de asma en los niños, especialmente los niños pequeños. Aunque el mecanismo no está claro, puede ser debido al crecimiento más lento del pulmón.

También hago de su conocimiento que la contaminación del aire exterior también empeora el asma existente. El aire libre contaminado conocido por desencadenar ataques de asma incluyen, el ozono, partículas, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre.
Los síntomas más comunes incluyen tos (constante o intermitente), o sonidos audibles cuando respira un niño, y falta de aliento o respiración rápida.

Cualquier niño que tenga tos frecuente o infecciones respiratorias (bronquitis o neumonía), deben ser evaluados para el asma. Tos constante por la noche es un síntoma del asma, ya que a menudo es peor en la noche los ataques de tos. La opresión en el pecho y la falta de respiración son otros síntomas de asma que pueden ocurrir por separado o en combinación con cualquiera de los síntomas anteriores.

Dado que estos síntomas pueden ocurrir por motivos distintos de asma, otras enfermedades respiratorias deben ser siempre consideradas. En un niño pequeño, la incomodidad de opresión en el pecho puede dar lugar a irritabilidad inexplicable. Es posible que se quejen que su pecho les “duele”. Los niños que tienen problemas de alimentación o amamantamiento, también pueden sufrir de asma. Por ultimo recalcamos que, niño que tenga tos frecuente o infecciones respiratorias (bronquitis o neumonía) deben ser evaluados, inmediatamente.


Escribe un comentario