El baño del bebé

Uno de las importantes actividades de la mamá es el baño del bebé. Tenga todo listo antes de iniciar el baño. Esto hace que bañar a su bebé sea más fácil y seguro.

Si puede, baje su calentador de agua a 120 grados. Los bebés pueden quemarse fácilmente. Llene el fregadero o la tina donde vas a bañar a su bebé con agua tibia. Siempre pruebe el agua con su muñeca o codo. El agua debe estar agradablemente tibia, no caliente.

Asegúrese de que tiene todo lo necesario para el baño. Usted puede mantener un jabón suave, bolas de algodón y un pañal limpio en una caja de zapatos u otro recipiente. A continuación, puede traer la caja con la toalla y toallita a la habitación donde se bañe a su bebé. Cuando todo esté listo, a su bebé.

Nunca deje al bebé solo en el agua. Lo mejor es no contestar el teléfono o el timbre de la puerta durante el baño de su bebé. Si lo hace, cargue a su bebé y llévelo con usted. Si su cónyuge, parientes lo llaman con frecuencia, dígales que esn ese momento es el tiempo del baño de su bebé es. Dígales que usted no recibir llamadas de teléfono en ese momento.

Su bebé necesita baños de esponja en un principio. Dele a su bebé un baño de esponja hasta que su cordón umbilical o la circuncisión. Después de eso, su bebé puede tener un baño de tina.

Para ello llene un tazón o recipiente con agua tibia. Utilice la muñeca o el codo para comprobar el agua para asegurarse de que está a la temperatura adecuada. Asegúrese de que el agua no esté demasiado frío ni demasiado calor. El agua muy caliente puede ser peligroso.


Escribe un comentario