El bautismo en los niños I

el bautismo

Para los adultos un acto de amor puede ser suficiente para conseguir la gracia santificante y así reemplazar de alguna manera el bautismo, pero cuanto menos es él capaz de ayudarse y de salvarse por si mismo, allí es más fácil comprender cuan importante es tener en cuenta el bautismo de los niños, pese a que se encuentre aún privado del uso de razón, o se encuentre en algunos casos grave de salud o frente a una muerte segura.

 Si bien es cierto que los padres se ocupan de la protección, cuidado, alimentación, vestir y educación de sus niños, en otras palabras al cuidado integral de su vida, no debe dejar de lado la importancia del bautismo en su niño y así hacer valer su vida sobre natural que el niño recibe con el bautismo. Como todos saben el estado de gracia que reciben las personas en el momento de su fallecimiento, es totalmente necesaria para su salvación.

La iglesia dice que los niños no son propiedad privada de los padres y por ende son estos quienes deben ayudarle a ser hijos de Dios. El Actual Papa manifestó en una ceremonia bautismal que con el bautismo “restituimos a Dios lo que ha venido de Él”.

El Papa Benedicto XVI indicó sobre la importancia que Dios volvió a ser un niño pequeño, que es precisamente el centro de la celebración para el tiempo litúrgico en la navidad, y la cual se cierra con la Solemnidad del Bautismo del Señor.


Escribe un comentario