El bautismo en los niños II

el bautismo

Además se deja en claro que el bautismo no sólo es participación del niño y los padres, sino la participación de los padrinos es muy importante, ambos deben hacer comprender al niños sobre el sacramento del bautismo y la importancia de recibirlo como hijo de Dios.

Darles el sacramento del bautismo a los niños desde pequeños, no es otra cosa que darles riqueza de la vida divina en la que se enraíza la verdadera libertad que es propia de todos los hijos de Dios, y es esta libertad la que debe ser formada, educada y conservada a fin de hacerla madurar con el paso de los años y lograr hacer personas responsables libres de elegir con responsabilidad.

Siendo el bautismo el sacramento que nos convierte en hijos adoptivos de Dios, propio de un amor sin límites que se defiende a toda costa del mal, es muy importante enseñar y saber reconocer a Dios como nuestro Padre y asimismo, saber relacionarnos con él, tomando una actitud de hijo.

Otra de las bondades del bautismo es que hace que los niños participen en una nueva familia, más grande y estable, así como más abierta y numerosa que la vuestra, y esto hace referencia a la familia de los creyentes, así como a la iglesia, esto es la familia que tiene Dios por Padre y a la que todos reconocemos como hermanos de Jesucristo.


Escribe un comentario