El bebe y el hierro

Existe una gran variedad de alimentos ricos en hierro para bebés (leches, cereales, papillas) porque en la dieta de un niño el hierro es fundamental y necesario para elaborar la hemoglobina que, en los glóbulos rojos, transporta oxigeno a los tejidos. Este mineral es esencial para proporcionar energía para la vida diaria y es vital para el desarrollo cerebral.

Los menores de dos años tienen un riesgo mayor de sufrir déficit de hierro, porque algunas veces su dieta no proporciona mineral. Un niño cuya dieta no contiene suficiente hierro puede desarrollar anemia ferropénica.

Para mantener un crecimiento adecuado y prevenir la anemia un lactante mayor de seis meses necesita aproximadamente de 1 a 5 mg de hierro/Kg por día. Para los menores de 6 meses, este mineral es aportado por la madre durante la lactancia. En caso de que no sea alimentado por pecho y consuma leches maternizadas, las mismas deberán estar enriquecidas con hierro.

Causas del déficit de hierro:

Los bebés, niños y adolescentes tienen etapas de rápido crecimiento en las que se incrementan sus necesidades de hierro. Los principales factores de riesgo de un déficit de hierro son:

  • Prematuridad o bajo peso al nacimiento, por ello necesitan suplementos de hierro.
  • Más de seis meses de lactancia materna exclusiva.
  • Ingesta escasa o nula de carne.
  • Introducir antes del año leche de vaca como bebida principal.
  • Beber mucha leche de vaca en niños pequeños(más de 700 ml al día). Puede propiciar una deficiencia de hierro porque:
    • Contiene muy poco hierro.
    • Entre uno y tres años pueden perder parcialmente el apetito para tomar otros alimentos sólidos ricos en hierro.
    • La leche de vaca reduce la absorción de hierro y, además, puede irritar la mucosa intestinal en los lactantes, provocando hemorragias microscópicas y pérdida gradual de hierro a través de las heces.
  • Las leches bajas en hierro como la leche de vaca, de cabra o de soja que no deben darse hasta los 12 meses de edad.
  • Entre los adolescentes, las niñas tienen más riesgo a causa de sus estirones de crecimiento, las pérdidas menstruales y el riesgo de desnutrición (sí hacen dietas restrictivas en detrimento de alimentos saludables).
  • Enfermedades gastrointestinales, como la celiaca, que constituyen una rara pero posible causa de anemia en los niños.

Categorías

Nutrición

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario