El desarrollo del lenguaje (Parte II)

De los nueve a los once meses
La maduración de los músculos del habla y de la masticación permite una vocalización más articulada. Simultáneamente el niño adquiere la capacidad de imitar y generalizar; por lo que es probable que en esta etapa aparezcan las primeras palabras articuladas. Aunque los padres se emocionan por escuchar pronunciar por primera vez a su hijo “ma-má” o “pa-pá”, el bebé todavía no conoce el significado de los términos “mamá” o “papá”. Esta interpretación espontánea que hacen los adultos del silabeo del bebé, le permitirá al pequeño, después de un tiempo, asociar el sonido “papá” con una persona que, de allí en más, recibirá ese nombre.

De los doce a los diecisiete meses
El niño comienza, lentamente, a emitir palabras sueltas. Con ellas intenta nombrar personas y objetos. Si la palabra tiene más de una sílaba, dará prioridad a las sílabas acentuadas. La abuela será “bela” y el zapato “pato”. De todos modos, el uso de una palabra está limitado a un objeto concreto y a un contexto determinado. Por ejemplo, es probable que el niño sepa identificar y nombrar a un perro que ha visto dentro de la casa, pero que no emplee la palabra si lo ve en el jardín o si observa a cualquier otro perro.

En esta etapa el pequeño hace un uso extensivo de las palabras. Es frecuente que nombre diversos objetos de características similares con la misma palabra. Todo animal que tenga cuatro patas puede ser “guau-guau”, o toda ave que vea o escuche puede ser “pio-pio”. Habrá que esperar a los dos años para que agrupe a las cosas por categorías.

El niño comprende frases bastante largas antes de poder articularlas. De allí que para hacerse entender, utiliza una palabra para definir una situación o para pedir algo, cargándola de intención mediante el tono o los gestos. Así por ejemplo, si quiere beber algo, señala con decisión un vaso, mira a su madre y dice “agua”. Si se le rompe un juguete dice con tristeza “pato”, a lo que su madre contesta “el pato se ha roto” y el pequeño añade una nueva palabra a su repertorio “oto”.

De los dieciocho a los veinticuatro meses
A partir de los dieciocho meses el progreso del habla del niño, que hasta ese momento había sido lento, se acelera muchísimo. Muchos padres comienzan a llamar a sus hijos “loritos” y a pedirles que se callen. Esta etapa coincide con la formación de las primeras frases compuestas por dos palabras: un objeto y una acción, como por ejemplo “nene camina”; o una acción y un adverbio, como por ejemplo “quiero más”. El niño comienza a repetir todo lo que oye, aunque no comprenda su significado. Este fenómeno, conocido como “ecolalia”, no tiene por finalidad aprender nuevas frases, sino reunir ejemplos de las combinaciones posibles de palabras para comprender su estructura y su forma.

De los dos a los tres años
El lenguaje del niño comienza a parecerse al del adulto. A diario incorpora nuevas palabras a su vocabulario y su utilización es cada vez más precisa. El término medio de los niños puede disponer de unas 300 palabras, aunque quizás algunas no puedan ser comprendidas por completo.

El pequeño se expresa con frases más complejas. Combina sustantivos, con verbos y adjetivos. Logra pasar de referirse a él mismo por su nombre (Pedro, María), o bien como “el nene” o “la nena”, a utilizar el pronombre “yo”. Todavía no usa artículos o preposiciones. La razón fundamental es que estas palabras no suelen acentuarse en la entonación de la frase y, el niño, da prioridad a las partículas acentuadas.

Posee una gran capacidad para reconocer las palabras clave de la frase y hacerse entender con ellas. A los tres años ya es capaz de expresar con palabras claras, aquello que piensa, desea y siente, con claridad. Las charlas con sus padres, los integrantes de su familia, sus maestros y sus amigos; el juego y las canciones, serán insustituíbles ocasiones para poner en práctica lo que ha aprendido y seguir enriqueciendo su lenguaje.


Categorías

Consejos

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario