El embarazo y la Quiropráctica -I

embarazo y la Quiropráctia

El embarazo es una etapa muy bonita y emocionante que ésta llena de cambios físicos y fisiológicos.
A consecuencia de estos cambios, como lo son el aumento de peso y los cambios hormonales, entre otros, es posible que sufras de dolor de espalda en algún punto durante el embarazo. El dolor de espalda se debe a que a medida que el bebé va creciendo en peso y tamaño se afectan las tres curvaturas naturales de la columna vertebral.

Como resultado vamos a ver un cambio en postura dado a que el centro de gravedad del cuerpo se ve alterado ya que va a cargar la mayoría del peso al frente. Debido a este cambio, los músculos abdominales se estiran, las curvaturas naturales del cuerpo se alteran y esto pone presión en las coyunturas de la columna vertebral y en los nervios causando dolor. Los cambios hormonales también afectan los ligamentos de las caderas, soltándolos para así facilitar el proceso del parto.
Debido a esto, adoptamos una nueva postura. Tendemos a compensar el peso de la barriga echándonos hacia atrás, poniendo presión y extendiendo la espalda baja.


Escribe un comentario