El embarazo y la Quiropráctica -II

embarazo y la Quiropráctica

La quiropráctica es una alternativa sana y natural para tratar el dolor de espalda antes, durante y después del embarazo. Tu columna vertebral está compuesta de 24 vértebras, el sacro, el cóccix, 23 discos y 31 pares de nervios que salen entre las vértebras y se ramifican a diferentes partes del cuerpo.

Los cambios hormonales y estructurales ocurridos durante el embarazo, pueden causar que las vértebras se desalineen, esto se conoce como una “subluxación”. El más afectado es el nervio ciático, el más largo del cuerpo, que va de la parte baja de la espalda hasta las piernas. Además de afectar el sistema nervioso, las subluxaciones pueden causar tensión muscular, nudos, movimiento limitado, debilidad en los músculos, etc.

La Quiropráctica busca identificar y tratar la raíz del problema, para así curar la condición. El tratamiento quiropráctico consiste principalmente de un “ajuste” o “manipulación” vertebral. El propósito es acomodar las vértebras que estén desalineadas para así eliminar la causa del dolor. Los métodos de manipulación vertebral pueden variar según a cuán avanzado está tu embarazo. El tratamiento es seguro tanto para ti como para el bebé y se puede realizar hasta el momento de dar a luz. Ten en cuenta lo siguiente:

• Mantén la cabeza y los hombros centralizados sobre tus caderas, así mantendrás tu columna vertebral derecha.
• Cuando vayas a levantar algo no te dobles por la cintura, dobla las rodillas y levántate con las piernas.
• Cuando vayas a alcanzar algo, vira el cuerpo entero, no sólo la cabeza y el cuello.


Escribe un comentario