El inicio de clases – I

inicio de clases

El primer día de colegio siempre es muy complicado, sobre todo si se trata del “verdadero primer día de clases” para un niño que recién inicia su vida académica.

Si se concurre o se transita cerca de un colegio al principio del año escolar es común escuchar gritos y llantos desesperados, ver niños aferrados con uñas y dientes de las piernas, pantalones, manos y hasta cuellos de sus padres y de todo lo que puedan agarrar para mantenerse fuera del centro educativo.

Pero también es bastante común ver a padres y/o abuelos (sobre todo a madres), tratando de escabullirse hasta los salones, parados de puntitas en las ventanas o esperando horas de horas en las puertas del colegio, incluso hasta el momento de la salida.

El primer día e un “colegio nuevo” también le produce ansiedad a los niños, en especial a aquellos a los que les fue muy difícil entablar amistades y les costó, o aún les cuesta, relacionarse efectivamente con sus pares. El nuevo colegio representa “empezar de cero”: hay nuevos retos, nuevas personas, nuevas reglas, pérdida de los pocos o muchos lazos de amistad formados, quizá más cursos, menos horas libres, mayor competencia, mayores exigencias.


Escribe un comentario