El inicio de clases – II

inicio de clases

Y no hay que olvidar lo que les sucede a los demás niños y adolescentes con el regreso a clases luego de unas vacaciones llenas de diversión y actividades. Este cambio “brusco” – pues muchas veces los días de vacaciones “se pasan volando” – puede generar falta de motivación, distracción y hasta rechazo directo o indirecto a la vida académica rutinaria, a los horarios establecidos, a las normas y puede hacer que aparezcan “mágicamente” dolores de cabeza, náuseas, dolores de estómago y otras tantas “dolencias y malestares” que generalmente se inician un lunes en la mañana y terminan los viernes por la tarde.

El inicio de la vida escolar, cualquiera que fuese el caso, es importante y muchas veces decisivo para los años académicos venideros, por lo que hay que recordar ciertos puntos clave:

* Los padres contribuimos con nuestros comentarios, favorables o desfavorables, a formar la actitud de nuestros hijos con respecto al colegio, por lo que es necesario estar atentos a lo que decimos delante de nuestros hijos en estas situaciones.

* Hay que ponernos en el lugar de nuestros hijos, entender (no justificar ni mucho menos apoyar) sus temores, sus reacciones y/o sus “problemas” con respecto al inicio o reinicio de clases, de acuerdo a su edad y a sus experiencias, antes de poder ayudarlos a superar dichas dificultades.


Escribe un comentario