El juego y la actividad física en los pequeños

El juego en los niños

El juego es la actividad espontánea del niño como expresión más sincera de su ser. Su importancia es indudable y es parte fundamental de los programas educativos del tiempo libre.

El juego es un derecho. Según la Declaración de los derechos del Niño, adoptada en la asamblea de la ONU, el niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones los cuales deberán estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

El juego cumple una serie de funciones psicológicas importantes:

  • Dominio de los estímulos internos y externos.
  • Catarsis y satisfacción de deseos.
  • Regulación de la autoestima y la propia conducta.
  • Definición de límites y posibilidades.
  • Conciencia de lo real y de lo imaginario.
  • El juego potencia la creatividad.

El juego en los niños

Esta forma de expresión, unida a la actividad física del cuerpo es una necesidad vital. La aunción de normas de conducta, la pertenencia a un grupo, el desarrollo psicomotor, la competitividad y la cooperación, la creatividad…lo dotan de especial relevancia en el campo de la salud y la educación infantil.

El juego en los niños

Ventajas del juego para los niños

  • Instrumento indispensable para aprender habilidades pricomotrices, sociabilidad, autoestima, normas y valores.
  • Los niños que saben y disfrutan jugando en grupo aprenden tolerancia y valores cívicos necesarios en una sociedad cada vez más plural.
  • Canal de expresión y descarga de setimientos positivos y negativos, ayudando al equilibrio emocional.
  • Beneficios físicos indudables, a la vez que favorece el desarrollo mental de los niños.

Un niño que no juega o que se muestra agresivo en el juego está reflejando una problemática. Es un rasgo que define al ser humano, pese a que cada vez más la sociedad occidental, orientada al éxito, llo ve como una pérdida de tiempo.


Escribe un comentario