Elegir la colonia de vacaciones

colonia-vacacionesLuego de unas merecidas vacaciones, MadresHoy.com vuelve con todo y volvemos con un tema acorde, la elección de la colonia de vacaciones.

La colonia de vacaciones, además de cuidar a los niños, también se divierten, conocen nuevos amigos y practican deportes. Estos lugares son usados por niños cuyos padres no pueden estar todo el día ya que tienen un trabajo de tiempo completo o no hay ningún familiar que pueda cuidarlos durante los meses de vacaciones de verano, donde no hay colegio.

Hay diferentes tipos de colonias: las municipales y las privadas. Lo que las diferencia, a grandes rasgos, es que las primeras no hay que abonar una cuota mensual, mientras que las privadas si.

Como vamos a llevar a nuestros hijos ahí, la elección de la colonia de vacaciones es algo difícil. Por eso, te daremos algunas nociones básicas que debes tener en cuenta antes de anotarlos.

  • El horario: hay que definir si se desea una colonia de jornada completa o de medio turno, por la tarde o por la mañana.
  • La cantidad de chicos por grupo y la cantidad de profesores que se le asigna a cada grupo va a mostrar cuán individualizado es el cuidado de los chicos.
  • La propuesta recreativa: porque la colonia no debe ser una guardería de verano, sino que las actividades tienen que estar planificadas y organizadas.
  • El traslado: llevar a los chicos directamente la club o al predio donde se realicen las actividades, es una opción. La otra es el transporte que puede estar incluido o no en el precio de la colonia. En el caso de que los chicos vayan en micro, hay que asegurarse de que los vehículos y sus conductores se encuentren en regla y que un profesor de la colonia cuide a los chicos durante el viaje, ya que el chofer no puede hacer esto y, además, conducir con precaución.
  • El control del ingreso al predio y el retiro de los chicos, la atención médica con la que cuentan –desde el botiquín hasta el servicio de emergencias- y la habilitación de los micros y los espacios que se van a utilizar son cuestiones básicas que hacen a la seguridad y que hay que tener claras antes de optar por una colonia de vacaciones.
  • El cuidado de los chicos en la pileta es un punto aparte: hay que averiguar quién controla a los chicos dentro y fuera del agua, si hay guardavidas, cómo se controla el uso de protector solar, si se realizan revisaciones médicas para prevenir el contagio de hongos y pediculosis, etc.
  • Salvo que se elija una actividad en un espacio cerrado, como un club que no tenga espacio al aire libre, habrá que asegurarse que haya lugares de sol y de sombra y que existan espacios cubiertos, aptos para los días de lluvia.
  • Los baños deben estar limpios y en buenas condiciones de conservación. En relación al momento de cambiarse o ducharse, hay que averiguar quién supervisa estas actividades, sobre todo en los clubes donde los chicos comparten las instalaciones con personas ajenas a la colonia.
  • Nunca hay que elegir una colonia sólo por recomendaciones: es importante ir personalmente, ver el lugar y conversar con los profesores y organizadores.

Escribe un comentario