Embarazo con complicaciones II

embarazada-control

Hoy en día se recomienda tomar ácido fólico unos tres meses antes del embarazo, esto ayuda a mejorar el tracto neural y evitar malformaciones, el ácido fólico es un elemento completo para una dulce espera. Cuando se presenta la ausencia o poca cantidad de yodo, la glándula tiroidea de la gestante es incompleta para la producción necesaria de la hormona tiroxina, a medida que la tiroxina aumenta, la tiroides va en crecimiento. Este padecimiento también afecta al feto y éste puede nacer con un ligero bocio.

Si el defecto que se produce con la tiroides no es grave, la gestante no debe de que preocuparse ya que esto puede tratarse adecuadamente, sin embargo, si suele tener complicaciones como infección urinaria, presión alta, anemia, entre otros, es muy necesario que sea controlado por su médico y tomar los medicamentos antitiroides que éste pueda indicarle, a fin de lograr controlar la producción de hormonas.

Si la gestante sufría de trastornos de tiroides, es muy importante que se lo diga a su ginecólogo a fin de llevar un control más minucioso del embarazo. No es recomendable los tratamientos con yodo radioactivo, ya que éste puede causar alguna malformación al feto.

De tratarse de un hipertiroidismo es casi probable que el bebé nazca en un parto prematuro o que su tamaño no sea el ideal. Es muy importante llevar un control muy cuidadoso en el caso que se presentará un hipertiroidismo ya que éste puede afectar el cerebro del bebé.


Escribe un comentario