Estimulación temprana en los bebés (II)

Hace unos días hemos comenzado a hablar acerca de la estimulación temprana, sus beneficios y consejos para padres. Hoy continuaremos con esta temática, hablando de cómo estimular a tu bebé desde que nace hasta que tiene un año.

Como hemos dicho, los bebés nacen con un gran potencial que debemos explotarlo, y nada mejor que estimularlos para que crezcan sanos y fuertes, tanto física como psíquicamente.

A continuación, te daremos una guía de ejercicios y actividades que puedes compartir con tu bebé y aplicar esta técnica.

Recién nacidos:

  • Colócalo boca arriba sobre la cama y masajéale suavemente el cuerpo. Déjalo mover los brazos y piernas libremente, que patalee y mueva las manos.
  • Coloca un dedo entre sus manitos y deja que lo apriete. Juega a levantarlo para que tome fuerza en sus bracitos.
  • Muéstrale objetos de colores llamativos, muévelos de un lado al otro para que lo siga con la mirada.
  • Los móviles colocados a 50 centímetros de los ojos del bebé, ayuda a desarrollar el sentido de la vista.

Primer mes de vida

  • Si el pequeño emite sonidos, intenta repetirlos con él.
  • Aprovecha al máximo el momento del baño dejándolo jugar libremente en el agua sosteniéndolo por debajo de los brazos.
  • Arma un rollo con un toalla grande de baño. Coloca al niño boca abajo, con el rollo a la altura del pecho, con los brazos por encima. Tómalo de la cadera y muy suavemente empújalo hacia delante y hacia atrás.
  • Cuando el pequeño está de espaldas, realiza algún sonido para que llame su atención y busque de dónde proviene.

Dos meses

  • Permítale familiarizarse con los sonidos de la casa, mientras tú realizas otras actividades en el hogar, llevándolo contigo en su cochecito.
  • Al cambiar sus pañales colócalo boca arriba y mueve sus piernitas como si estuviera pedaleando.
  • Si está boca abajo, pasa con firmeza un dedo a lo largo de la espalda. Esto lo estimulará a levantar la cabeza y los hombros.
  • Paséalo al aire libre, que observe los árboles y plantas.

Tres meses

  • Comienza la etapa de las escondidas. Tapa tu rostro y estimúlalo para que te busque.
  • Hablar, cantar, reproducir los sonidos que hace el bebé es excelente para su desarrollo lingüístico.
  • Les encanta jugar con cualquier objeto. Cuida que sean de plástico, grandes y de bordes redondeados.

Cuatro meses

  • Permítele reconocerse frente al espejo, tocar el reflejo de su figura.
  • Tiende una manta en el piso y coloca al bebé boca abajo encima, junto a algún objeto que llame su atención. Deja que haga el intento de alcanzarlo.
  • Cuelga a la altura de los pies en la cama algún objeto y estimúlalo a que patalee e intente pegarle.

Cinco meses

  • Estando tú de pie frente a una mesa, toma al niño parado apoyándolo en tu estómago. Afírmalo poniendo una mano a la altura de las rodillas del niño y la otra en su estómago.
  • Inclínalo muy suavemente para que el niño intente tocar la mesa con las manos. Repite el ejercicio tres veces.
  • Hazlo escuchar distintos estilos de música. Descubre cuál lo estimula más, y aprovecha a que imite los sonidos que oye. Vas a ver que balbucea y mueve todo su cuerpo.

Categorías

Salud

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario