0

Frases célebres dedicadas a las madres

meneame_share

Navegando por internet, he visto diversas frases, dedicadas con amor y ternura a las madres.

Ahora que nosotras también somos madres, nos gustaría que nuestros hijos, de mayores, recuerden la vocación y dedicación que les hemos tenido y tendremos, de manera incondicional.

Al igual que nosotras recordamos y dedicamos cosas bonitas a nuestras madres, nunca viene mal recordar estas frases, sobre todo en momentos duros o personales:

- Jamás en la vida encontraréis ternura mejor, más profunda, más desinteresada, ni verdadera, que la de vuestra madre.

Balzac

-El hombre es estimable cuando es hombre. La mujer es estimada cuando es madre.

R. Boleda

-Muchas maravillas hay en el universo; pero la obra maestra de la creación es el corazón materno.

Bersot

-La madre es nuestra providencia sobre la tierra en los primeros años de la vida; nuestro apoyo más firme en los años siguientes de la niñez; nuestra amiga más tierna y más leal en los años borrascosos de la juventud.

Severo Catalina

-Una madre perdona siempre: ha venido al mundo para esto.

A. Dumas (padre)

-Solo una madre sabe lo que quiere decir amar y ser feliz.

Adalberto von Chamisso

-Si me ahorcaran en la más alta montaña, sé ¡oh! Madre, que hasta allí me seguiría tu amor. Si en el más profundo mar me ahogara, sé, ¡oh! Madre mía, que hasta mí llegarían tus lágrimas. Si me maldijeres en cuerpo y alma, ¡oh! madre mía, sé que tus oraciones invalidarían la maldición.

Rudyard Kipling

-Todo lo que soy o espero ser se lo debo a la angelical solicitud de mi madre.

Lincoln

-Contemplando el mundo, se puede dudar de la mujer; pero ya no es posible dudar más, mirando la propia madre.

Lacordaire

-Para el hombre que tuvo una buena madre, son sagradas todas las mujeres.

J. P. Richter

-El corazón de una madre es el único capital del sentimiento que nunca quiebra, y con el cual se puede contar siempre y en todo tiempo con toda seguridad.

Mantegazza

-Madres, en vuestras manos tenéis la salvación del mundo.

Tolstoy

-Delante de una mujer, nunca olvides a tu madre.

Constancio C. Vig

-La verdadera madre de familia, lejos de ser una mujer de mundo, se recluye en el hogar como un monje en su monasterio.

Rousseau


meneame_share

Escribe un comentario