Fimosis infantil

Los bebés varones pueden sufrir de algunas dificultades con su aparato genital externo. Los trastornos más comunes en niños es el hidrocele y la fimosis, que consiste en un estrechamiento anormal del prepucio (la piel que recubre el pene) lo cual impide la retracción.

En los bebés muy pequeños, la fimosis puede considerarse normal, pero alrededor de los 24 meses de vida, el prepucio ya debe poder desprender del pene. Es necesario que a partir de esta edad, durante el baño, tiremos leve y suavemente hacia atrás el prepucio para lavarlo y evitar que se alojen microbios que puedan producir infecciones. Nunca hay que hacer fuerza si la piel está muy tirante, ya que podríamos lastimarlo.

Si la fimosis no se revierte sola es probable que el médico aconseje una circunsición, que es una operación quirúrgica que consiste en quitarle el prepucio. Si bien muchos padres se asustan y se impresionan cuando llega este momento, hay que saber que es una cirugía muy sencilla y que no hay riesgos para su vida ni para su futura sexualidad.

Foto vía: Todo para tu bebé


Categorías

Salud

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario