Hemorroides durante el embarazo

baby

Las hemorroides son la dilatación de las venas localizadas en el recto y en la zona anal. Por diversas razones, el embarazo promueve la aparición de las hemorroides, así como también várices en las piernas y eventualmente, en la vulva.

Esto se debe fundamentalmente a que el útero en crecimiento ejerce presión sobre las venas de la pelvis y la vena cava inferior, la cual se encarga de conducir la sangre desde las extremidades inferiores hacia el corazón. Consecuentemente, el enlentecimiento del regreso del flujo sanguíneo desde la mitad inferior del cuerpo aumenta la presión sobre las venas debajo del útero y hace que se dilaten más. Asimismo, la aparición de las hemorroides puede estar relacionada con la tendencia a la constipación producida por el efecto de las hormonas gestacionales, que hacen que el tránsito intestinal sea más lento.

Aunque las mujeres están más propensas a padecer hemorroides durante el embarazo, es posible prevenirlas. A continuación enumeraremos algunos de los hábitos que contribuyen a prevenirlas o combatirlas:

  • Alimentación: Una dieta rica en fibras, la ingesta abundante de agua (entre 8 y 10 vasos por día) y la práctica regular de ejercicio ayudan significativamente a evitar el estreñimiento y consecuentemente a contrarrestar o a prevenir las hemorroides.
  • Ejercicios Kegel: La práctica diaria de estos ejercicios ayudan a aumentar la circulación en la zona rectal y fortalecen los músculos de alrededor de la zona anal.
  • Postura corporal: Evitar estar sentada o parada por largos períodos de tiempo a lo largo del día es una forma de facilitar la circulación de la sangre que regresa desde la parte inferior del cuerpo.

Sin embargo, cuando los propios esfuerzos preventivos no dan resultado, es de vital importancia consultar con el médico. Internet ha facilitado increíblemente el acceso a la información y el campo de la medicina no es la excepción.


Escribe un comentario