Hijos del corazón

Tener un hijo es el mayor anhelo de la mayoría de las parejas que se aman y sueñan con una familia. Sin embargo, a veces no es posible cumplir el sueño de ser padres, al menos de forma natural.

Ante la imposibilidad de concebir por medios naturales, muchos matrimonios se replantean de que manera formar una familia. Muchos optan por los tratamientos de fertilización asistida, un proceso que suele ser largo, costoso, nada fácil y muchas veces ni siquiera es posible el embarazo.

La otra opción consiste en la adopción. Este proceso también es largo y complicado, sin embargo, la satisfacción de adoptar y la función social y solidaria de la adopción no tienen comparación. Adoptar es un acto de amor puro. Miles de niños abandonados esperan ansiosos tener una familia que los crie y los ame. La adopción no sólo nos permite ser padres sino que nos enseña miles de cosas, nos cambia la vida y sobre todo, le cambia la vida a un niño.

Hay que saber que la adopción es un proceso arduo, ya que a veces se puede pasar varios años a la espera de un niño. Pero es bueno que la pareja se plantee la posibilidad de adoptar un niño más grande en lugar de un bebé, ya que las adopciones de niños de más de 4 años se resuelven en un tiempo más corto, ya que la mayoría de las parejas espera adoptar un bebé.

Hay muchas organizaciones, ONG y fundaciones que se encargan de asesosar a los padres que quieren adoptar, acercate a esos lugares, te serán de mucha ayuda antes de tomar la decisión definitiva de adoptar.

Foto vía Laguia2000


Categorías

El bebé, Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario