Incapacidad para procrear – I

infertilidad-

La incapacidad para procrear después de bastante tiempo de intentarlo podría ser muy estresante y hasta un poco traumático para la pareja, autodenominándose como “seres infértiles”. Pero esta situación sólo puede ser determinada por el médico especialista quien después de varios tratamientos o pruebas logra determinar que existe un problema de fertilidad en la pareja, ya sea en el varón o la mujer, situación que muchas veces invade de sentimientos de ira o vergüenza en estos, e incomodidad entre el círculo de familiares o amigos que los rodean.

Muchas parejas y sobre todo la mujer suele recibir terapias psicológicas a fin de saber manejar mejor una situación de esta magnitud, ya que sufren de traumas de impotencia y frustración por no poder desarrollarse conforme a sus planes de pareja o personales, como la de ser madre.

Esta clase de sentimientos es muy importante eliminarlos desde un principio ya que podrían ser un gran obstáculo o afectar negativamente cualquier tratamiento que la pareja podría realizar, y hasta hacer que estos abandonen el tratamiento para poder tener familia, o muchas veces no crean en lo que están haciendo y tengan poca fe y vean con pocas probabilidades el hecho de que con el tratamiento a seguir que muchas veces son muy rigurosos y marcados, logren tener un bebé, y opten por abandonar todo en el camino.


Escribe un comentario