Diversas entidades piden que se garantice el ingreso hospitalario conjunto con menores

Ingreso conjunto: tanto si la persona hospitalizada es un bebé lactante (o niño), como si es mamá la que precisa estar ingresada a causa de cualquier tratamiento o intervención. Es lo que la Declaración avalada por 65 entidades, pide al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El documento se hizo público hace unos días, y se presentó junto con una recogida pública de firmas que encontraréis en Change.org, y que podéis suscribir.

Los niños hospitalizados tienen unos derechos, reconocidos internacionalmente, que fueron ratificados en 1990, entre ellos encontramos “El niño hospitalizado tiene derecho a mantener contacto con aquellos con los que tenía vínculo previo a la hospitalización”. Este es uno de los dos supuestos en el que se basa la Declaración de la que os hablamos, y es que nuestro sistema de Salud mantiene una peligrosa brecha que atenta contra recomendaciones de UNICEF, el Consejo Europeo, la IHAN y la Carta Europea de los Niños Hospitalizados.

Os contábamos recientemente acerca de otra petición, esta vez para que se posibilite el acompañamiento de madres y padres trabajadores, a sus hijos hospitalizados.

Pues bien, estamos ante una situación en la que no se cumplen ni siquiera los mínimos en estos casos. Y cuando hablo de mínimos, me refiero a que mamá y papá puedan participar en los cuidados de los peques, o que puedan disfrutar del confort e higiene necesarios. Es que además, esto no debería suponer un coste adicional para la familia (según la carta europea de los niños hospitalizados).

Estancia en condiciones para los padres = bienestar para los niños.

Está demostrado que cuando la familia está cerca y no se les ponen impedimentos para implicarse, el bienestar de los niños hospitalizados aumenta. Muchas veces son protocolos hospitalarios absurdos los que establecen prohibiciones. Se necesita humanizar la atención sanitaria, y las entidades adheridas a la petición piden que (especialmente tratándose de bebés lactantes) en caso de ser factible, a las madres se les permita permanecer sin limitaciones junto a los niños.

Además, se requiere la adaptación de salas para acompañantes, que sean pensadas para personas que deben permanecer 24 horas, ya que deben acompañar a un menor.

¿Y si es mamá quien se pone malita?

Este es el otro supuesto: las madres lactantes deberían estar junto a sus bebés, con más razón si el principal alimento que estos reciben es la leche materna, que (recordemos) se recomienda como alimento exclusivo durante los 6 primeros meses de vida. En caso de que sea médicamente posible, el hospital debería poner a disposición de la madre cualquier medio que posibilite mantener la lactancia (salas, extractores, espacios para la conservación de la leche materna).

Nos parece maravillosa esta Declaración impulsada por entidades como Alleta, la asociación andaluza de matronas, la Liga de la Leche España, Teta e Coliño, grupo Nodrissa, y otras tantas (hasta 65 en total); y suscrita por profesionales de la salud a titulo individual. Y manifestamos nuestro apoyo porque un país supuestamente desarrollado como el nuestro, no puede desoír los Derechos Infantiles, derechos que en el caso de niños hospitalizados necesitan ser atendidos con mucho más cuidado.

Via — El Parto es Nuestro
Imagen — Christopher Mcsurak


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario