Juegos y pasatiempos según las edades de los niños

bebeJugandoGuia
Desde que antes de que nazca el bebé ya le compramos juguetes. Sin embargo, hay que saber sobre su desarrollo para saber en que etapa pueden realizar determinados juegos.
A los tres meses comienza la vida social del bebé, ya se ríe intencionalmente cuando le hablamos o le jugamos. Así que podemos estimularlo hablándole bien cerquita de sus ojos. En esta etapa puede sonreírle tanto a conocidos como extraños ya que aún no tiene miedos. El juguete ideal para esta etapa son los móviles. Si les damos sonajeros deben ser livianos, ya que aún no tienen mucha fuerza ni rigidez en las manos. A los ocho meses comienzan las angustias y al bebé le cuesta mucho separarse de su mamá y llora ante la presencia de extraños. El juego de taparse con una manta y destaparse ayuda a elaborar esta angustia que siente el bebé.
A partir de aquí comienza un sinfín de juegos en donde el bebé nos sorprenderá cada día con sus nuevas habilidades.
Por ejemplo, los 18 meses marcan un tiempo muy importante en el desarrollo infantil, porque el bebé comienza a distinguir “lo mío” de “lo tuyo” y el juego de “toma” y “dame” les fascina en esta etapa. También el gustan las escondidas y los juguetes de arrastre (aquellos que llevan un piolín atado y tienen ruedas)
A los dos años el bebé aún no sabe compartir por lo que cuando juega con otros niños a menudo son egoístas y se niegan a prestar sus juguetes diciendo “mío”. A esta edad, quitarle un juguete de sus manos puede desencadenar en un gran berrinche. Pero esta edad es importantísima en el desarrollo porque comienza el llamado “juego simbólico“, a través del cual los niños reproducen los vínculos y sus relaciones sociales. Así, es les fascina jugar a la mamá y al papá y utilizar muñecos como si fueran bebés para cuidar y acunar. Esto se da tanto en niños como en niñas.
A los tres años, los niños comienzan la socialización. De a poco aprender a compartir y a jugar en grupo. También aprenden a respetar su turno, aunque son impacientes e inquietos. Los juegos en esta etapa deben ser tendientes a potenciar esas nuevas habilidades que van adquieriendo.

Foto: vía Salud.gov.pr


Escribe un comentario