La importancia de incluir huevo en la alimentación de los niños

El huevo es un alimento muy completo que debe estar presente en la dieta de todos los niños.  A partir de los 8 meses el bebé ya puede comenzar a probar este alimento (antes de esa edad no se recomienda porque hay niños que pueden desarrollar alergia al huevo).

El huevo contiene un gran poder nutritivo y provee de energía. Especialmente la yema es muy rica en lípidos, calcio, prótidos, hierro, aminoácidos y vitaminas A, D y E. Pero  ten en cuenta esta recomendación de oro: Jamás debes darle a los niños huevos crudos, siempre debe estar bien cocido. Así evitaremos el riesgo de intoxicaciones peligrosas.

Lo ideal es ofrecerle  al bebé huevo duro cortado en trocitos. Mezclado con el puré será muy fácil de comer además de ser un menú completo nutricionalmente.  Mas tarde se le puede ofrecer omelettes, tartas y budines.

Otra recomendación es elegir los huevos de color en vez de los blancos, ya que éstos últimos tienen la cáscara más delgada y son más propensos a contraer gérmenes.

Foto: vía Cocinatipo.org


Escribe un comentario