La sexualidad durante el embarazo

El embarazo trasnforma no sólo nuestro cuerpo sino nuestro deseo y nuestra forma de relacionarnos sexualmente con nuestra pareja.

Durante este período las hormonas se revolucionan y puedes tener momentos de intenso deseo sexual y otros de muy bajo deseo. Debes aprender a convivir con ello y seguir tus ganas.

Es muy importante la comprensión que puedas tener de tu pareja. Muchas mujeres no se sienten bellas porque engordan y por eso sienten que no atraen a su marido. A menudo ésto es sólo una idea femenina y no una realidad, ya que a la mayoría de los hombres los erotiza el cuerpo de la mujer embarazada y también los atrae sus senos más grandes.

A partir de los siete meses es posible que de tus pechos comience a salir un poco de calostro, ésto a muchas mujeres les incomoda. Lo mismo sucederá cuanto tengas sexo después del parto, tus pechos chorrearán leche y muchas mamás excluyen los senos de su práctica sexual porque sienten que les corresponden al bebé.

El consejo ideal es que trates de separar a la mujer de la madre. Cuando estás con tu marido sos mujer, aunque tus pechos choreen leche. Y cuando das de mamar a tu bebé sos sólo mamá y tus senos son sólo para él. A veces es difícil hacer esta separación porque somos cuerpo y psiquismo juntos, pero no es imposible. Ser mamá y mujer es siempre la mejor opción. Si te olvidas de la mujer se te complicará el matrimonio, por eso dales el lugar que corresponde a cada uno.

Foto vía Dreamstime


Categorías

El bebé
Etiquetas

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario