La siesta en los niños

Los niños pequeños deben dormir varias veces al día para poder crecer sanos y fijar todo lo que han aprendido. Cuando son un poquito más grandes y ya se mantienen varias horas despierto, debes inculcarle que duerma siesta. Dormir siesta es muy saludable en los primeros años de vida.

La duración de la siesta puede variar según el niño y la cantidad de actividades que realiza en el día. Normalmente hasta el año de vida, el niño duerme entre 2 y 3 horas de siesta. Ya a los 2 años, esta se ve reducida a una hora y media. El horario recomendado por los médicos es entre las 2 y las 4 de la tarde, haciéndolo después de almorzar, para facilitar la digestión.

Dormir la siesta tiene múltiples beneficios, entre ellos:

  • Mejora el desarrollo del niño.
  • Reponen las energías gastadas durante el día.
  • Impiden episodios de estrés o ansiedad.

Poco a poco y cuando comienzan con las distintas actividades, será conveniente retirar la siesta progresivamente, pero nunca quitarla del todo. Por lo menos 30 minutos será suficiente para rendir el resto del día.

No te preocupes si tu niño no quiere tomar la siesta alguna vez, en todo caso haz que ese episodio no se repita todas las tardes, porque se perderá ese habito.


Categorías

Cuidados

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario