Las cesáreas injustificadas no aportan beneficios para madres y neonatos

cesárea

Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que la cesárea es una intervención quirúrgica demasiado habitual en todo el mundo, y su frecuencia aumenta especialmente en países de ingresos medianos y altos. Numerosos estudios destacan que el número de muertes maternas y neonatales disminuye cuando la tasa de intervenciones se acerca al 10 por ciento; sin embargo a día de hoy, las pruebas sobre la mejora de esta problemática son inexistentes para porcentajes de cesárea superiores al 10%.

Se advierte de que no existen beneficios demostrados para madres y neonatos, en las cesáreas injustificadas. La OMS manifiesta que la cesárea está indicada en los casos en que el parto vaginal supone un riesgo para la madre o el niño: parto prolongado, sufrimiento fetal o presentación anómala. Pero en ocasiones, esta intervención es la causa de complicaciones importantes, discapacidad, incluso de muerte (en entornos dónde no existen instalaciones para realizar intervenciones quirúrgicas con seguridad, y para tratar posibles obstáculos).

En nuestro país, la tasa media de cesáreas está en el 25,25 por ciento, de forma que una de cada cuatro mujeres son intervenidas

Es un dato que aporta la asociación El Parto es Nuestro, desde la que acusan diferencias notables de porcentajes entre hospitales públicos y privados. Además, teniendo en cuenta que el porcentaje se sitúa tan lejos de las recomendaciones internacionales, es de esperar que se estén realizando cesáreas sin verdadero motivo médico, incluso para atender a intereses ajenos de la salud de madres y bebés.

Cesáreas: no tan necesarias

La OMS pide centrarse en las necesidades de los pacientes (caso por caso). La doctora Marleen Temmerman, que dirige el departamento de salud reproductiva e investigaciones conexas, señala que “es importante garantizar que se ofrezca la intervención a todas las mujeres que la necesiten, más que simplemente alcanzar una determinada tasa”.

Se requieren más investigaciones para determinar el impacto de la cesárea en el bienestar psicológico y social de la mujer. Por otra parte, resulta evidente que tasas elevadas e injustificadas afectarán a sistemas sanitarios sobrecargados, pues desvían recursos que podrían ser destinados a otros servicios.

A riesgo de ser repetitiva, me gustaría volver a mencionar que la cesárea es eficaz para salvar vidas, pero sólo si hay motivos médicos que justifican su utilización. De no ser así, el propio informe de la OMS, señala que las consecuencias podrían perdurar, afectando a la salud de madres y neonatos; con el riesgo incluso de implicar la evolución de futuros embarazos y partos.

Imagen – Astaffolani


Categorías

Varios
Etiquetas ,

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario