Las fases del sueño en un bebé

Durante el periodo en que descansamos, el sueño pasa por diferentes fases. Las mismas son de dos tipos: REM y NO REM.

La fase NO REM (Non-Rapid Eye Movement) es la que aparece primero al acostarnos. Se puede subdividir en cuatro subfases:

  • Fase 1: Tenemos un sueño ligero y percibimos sin grandes problemas todo lo que pasa a nuestro alrededor.
  • Fase 2: Es en esta fase donde hacemos que nuestro cerebro deje de sentir lo que sucede a su alrededor, bloqueando todos nuestros sentidos. Aún así, el sueño en esta etapa no es del todo reparador.
  • Fase 3: Aquí logramos desconectar más aún al cerebro de nuestro entorno, por lo que el sueño es más reparador. En caso de despertarnos de esta fase, nos encontraríamos ciertamente desorientados.
  • Fase 4: Por último, aquí es donde logramos el sueño más reparador, y por lo tanto, donde nuestro organismo puede recuperarse tanto física como psíquicamente.

Al pasar todas estas etapas (suelen durar unos 70 a 120 minutos, dependiendo de la persona y la situación), se llegará a la primera fase REM, la cual se irá turnando cíclicamente con las anteriores durante toda la noche.

La fase REM (Rapid Eye Movement) se conoce asó porque durante ésta, los ojos de quien duerme se están moviendo constantemente debajo de los párpados.

Durante esta etapa, nuestra actividad neuronal es muy parecida a la que tenemos al estar despiertos, por lo que es un tipo de sueño muy ligero.

La fase REM disminuye conforme envejecemos. Al nacer, esta etapa ocupa más de la mitad del periodo de sueño. Un adulto medio suele dedicar entre 20 – 25% de su tiempo a esta fase.

Cuando nacemos, tenemos solo dos de las 5 fases: sueño profundo y fase REM. La causa es simplemente evolutiva, ya que si tuviéramos el resto, necesitaríamos mucho más tiempo para dormir y no podríamos comer tan frecuentemente como necesitamos a esa edad.

Fuente


Escribe un comentario