Lencería para embarazadas I

Cuando nuestra panza comienza a crecer hay que pensar en cambiar nuestro vestuario y también nuestra lencería para estar cómodas y para prepararnos para la llegada del bebé y la lactancia.

Si bien no tenemos motivos para abandonar nuestra sensualidad, lo cierto es que el cuerpo a veces nos pedirá comodidad, por lo que será recomendables reemplazar las cola less por bragas sólo un poco más amplias o con cintura más ancha. Además, debemos comprar unas bombachas para el postparto, donde estaremos con un sangrando abundante. Actualmente existen las bragas descartables para esas ocasiones. Asesórate para saber cuales te serán más cómodas.

Además, debemos comprar dos corpiños para amamantamiento (vienen con una tapa que se abre y se cierra para no tener que levantarnos el soutien cada vez que vamos a darle el pecho al bebé) y un camisón con escote amplio o botones en la zona de los senos para poder amamantar cómodas.

También deberás llevar al sanatorio una faja o trusa elastizada para el postparto,  la que usarás por dos meses aproximadamente para lograr que la piel del vientre y los órganos internos vuelvan a su lugar. Además, el uso de la faja previene las estrías y nos ayuda a recuperar la figura. Así tengas a tu bebé por parto natural o cesárea, debes usarla.

Foto: Chicas.com.ar


Escribe un comentario