Los 10 típicos miedos de los padres primerizos (I)

padres-miedosSer papá no debe ser algo fácil. Culturalmente la mujer está más preparada psicológicamente para ser madre. Desde niñas estamos jugando a ser mamás y, quieras o no, eso -y otras cosas más- nos prepara para la llegada del bebé. En cambio, los hombres no lo están del todo.

Ser madre forma parte de nuestra naturaleza. Nuestro cuerpo está preparado para quedarnos embarazadas y durante esos 9 meses nos vamos formando como madres, creando luego un lazo irremplazable con el bebé. Y el padre queda un poco excluido de estas cosas, aunque el bebé lo quiera y sepa quien es, nunca va a ser la relación que tiene con la madre, por lo menos en los primeros años de vida.

A continuación te daremos los 10 típicos miedos que puede tener cualquier hombre cuando se convierte en padre. Hoy te mostraremos, en la primera parte, los 5 miedos más comunes.

Miedo 1: “¿Haré todo bien?”
Todos cometemos errores, es natural e inevitable, intenta hacerle entender al futuro papá que está bien tener dudas. Si no sabe cómo hacer algo enséñarle, cuantas veces sea necesario, luego, deja que practique, después de todo la práctica hace al maestro.

Miedo 2: “Temer ser incapaz de asegurar todo lo necesario para la familia”
La mejor solución es sacar cuentas, hacer estimaciones de cuanto gastan en la actualidad y cuánto gastarán cuando llegue el bebé a la familia. Las cuentas aclararán el panorama.

Miedo 3: “Miedo a que el bebé se transforme en el centro de sus vidas”
Lo ideal es que el bebé se adapte a sus vidas y no ustedes al bebé. Si tienen una vida social importante podrán seguir con ella y con su bebé.

Miedo 4: “Temer que la llegada del bebé lo haga madurar”
Si, la vida cambiará para ambos, pero es completamente comprensible que ambos puedan disfrutar de un tiempo libre para hacer lo que les gusta.

Miedo 5: “Dormir poco”
Al principio será un poco complicado, lo mejor es tener una buena estrategia para poder dormir, por ejemplo, turnarte con tu pareja o dormir cuando el bebé duerme. Con el tiempo el bebé dormirá más horas y el problema se solucionará.


Escribe un comentario