Los niños y Halloween

Se acerca una de las tradicionales fiestas como es Halloween. Una tarde y noche en que toda la familia está a la expectativa con los niños, pues son los pequeños que esperan con ganas para ponerse sus disfraces. Aunque Halloween es un día divertido para la familia y especialmente para los niños, debemos estar atentos a nuestros hijos, especialmente a los más pequeños, por si están o no preparados para celebrar este tipo de fiesta. Si este evento les da miedo o se niegan a participar, no les obligue. Puede que aún no estén preparados para entender a las tradiciones de Halloween y se sientan miedosos delante de fantasmas, brujas, etc. Quizá el próximo año cuando sean mayores, lo verán y vivirán de otra forma.

Algo importante es que hay que tener cuidado a la hora de confeccionar o comprar algún disfraz. Elija disfraces, pelucas y otros materiales que sean resistentes al fuego. El color es muy importante. Dé preferencia a los que tengan brillos y/o efectos fosforescentes porque llaman más la atención. Cuanto a la carita del niño, prefiera el maquillaje que el uso de máscaras para que su visión no esté limitada. En el caso de que quieras máscaras, use una que tenga los agujeros de los ojos más grandes. Es muy importante que el niño se sienta cómodo con todo lo que vista para que pueda divertirse.


Escribe un comentario