Los niños y la TV

Una de las situaciones por las que atravesamos todos los padres, es cuando los niños empiezan a ver televisión. Por ejemplo, a los cinco años, el mundo es una mezcla de realidad y ficción. Por eso, es muy importante que los padres tengamos muy claro qué programas son aptos para niños y cuales no.

A los niños les gustan los objetos animados y las historias con niños como protagonistas. Piensan que todo lo que ocurre en la pantalla chica pasa de verdad. Y no hay forma de explicarles que el horror sucede en otro lado.

En sí, la TV no tiene por qué ser mala por definición: es un instrumento, una diversión más de entre las muchas opciones diarias y es posible convertirla en una opción divertida y educativa, aunque requiera un poco de esfuerzo. Aquí van algunas ideas para lograrlo:

– Delimitar el tiempo a una o dos horas al día, seleccionando los programas entre todos. La idea es conseguir que encender la tele sea igual que escoger un libro.

– Hablar con ellos sobre lo que ven. Aunque más que hablar podríamos decir escuchar: lo que dicen, qué les preocupa, piensan o atrae de una película o un programa. Cualquier espacio, siempre que sea adecuado para su edad, es bueno para poner en práctica este plan.

– Utilizar los vídeos de la biblioteca. El niño se acostumbra a elegir lo que quiere ver. Además, un paseo por la biblioteca le puede incitar a cambiar una película por un libro.

– Preparar vídeos. Se pueden crear dos o tres vídeos con sus programas preferidos, cortando la publicidad e intercalando algunos trozos de buenos documentales. Es un regalo que les va a encantar y… ¡durar! (a esta edad lo ven todo mil veces).

– Hay que dar ejemplo, y si se sabe que un programa puede ser malo para los peques, es mejor que no lo veamos con ellos. Tampoco los informativos: hay cosas de las que les conviene enterarse más adelante, cuando puedan entenderlas mejor.

– Mirar la tele durante las comidas quizá no sea la mejor idea. En muchas ocasiones es el único momento de reunión familiar, y es mejor hablar de nuestras cuestiones personales que escuchar a un extraño contándonos sus problemas.

– Solo en el salón. Los niños que tienen televisor en su cuarto lo ven dos horas y 25 minutos más que los que no. Quizá deberíamos tener solo un aparato… aunque a veces hasta a nosotros nos resulte duro.


Categorías

El bebé, Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario