Los niños y las mascotas (I)

Las mascotas, también llamados animales domesticados, forman un elemento importante en el desarrollo de los niños, tanto desde el punto de vista físico como afectivo.

Tener una mascota durante el crecimiento del niño le enseñará a éste cómo cuidarlos, la importancia del cariño y el respeto hacia los animales y en muchas ocasiones, un animal puede convertirse en la compañía ideal de juego para los niños.

Si ya tienes una mascota y luego quedas embarazada, debes consultar al veterinario si el animal en cuestión es apto para la convivencia con un bebé. En caso que sea al revés y deseas que tu niño se críe junto a una mascota, hay muchas razas de animales (tanto gatos como perros, las mascotas más comunes) que son aptos para estar con el bebé.

También debemos precisar que tener una mascota en casa puede ocasionar algunos pequeños riesgos, como un mordisco o arañazo. No debes alarmarte, solo debes enseñarle a tu mascota a convivir con un niño y si se repite esta acción, es necesario consultar que pasos seguir a un veterinario.


Escribe un comentario