Los primeros meses del bebé – II

bebes con su padre

Nunca fue ni será buena idea dejar al bebé en áreas completamente oscuras o a poca luz, el bebé también necesita mirar para distraerse, escuchar, moverse ante las cosas que pudieran llamar su atención, por eso no es recomendable dejarlo en una misma posición ni en completa soledad, los bebés a pesar que no reaccionan ante lo que escuchan y ven, suelen distraerse mucho mirando otras caras que con el tiempo aprenderá a reconocer, además que les hace mucho bien sentirse más amados por otras personas y no sólo por el cariño de sus padres.

A medida que el bebé crece día a día, éste comienza a observar los desplazamientos de su madre con mirada, teniendo más uniformes. Tratará de impulsarse para coger los juguetes que tenga cerca o los que suelen colgarse en la cuna.

Cuando al bebé se le coloca boca abajo y hace ademán en subir la cabecita no se debe asombrar pensando que intenta gatear, ya que para esto es demasiado pronto, es la simple curiosidad de saber que pasa a su alrededor lo que lo motiva a levantarse. Algunos bebés cuando se encuentran boca arriba y descubren un buen entretenimiento chuparse los dedos, en lo posible evitémoslo ya que esto logrará que babee mucho, además que podría meterse bacterias a la boca por intermedio de las manitos, pensando algunas veces que podría ser cosas de sus dientes.


Escribe un comentario