Luego del parto, a ocuparse del bebé y también de tí

puerperio10

El puerperio (como se le  llama al post parto) es una etapa bella pero difícil a la vez. Son los primeros días en que tienes a tu bebé en tu hogar pero tú aún no estás lista para ser mamá sin ayuda. Es natural que por momentos te sientas cansada, sin ganas de hacer nada, incluso puedes tener  momentos de depresión. No debes alarmarte, es normal que te sientas así. Lo que debes saber, es que no eres mala madre  por que  te sientas cansada, o porque quizás no te den ganas de levantarte de la cama cuando el bebé llora de madrugada. Pide ayuda, en estos primeros días, el padre tiene una gran importancia, y debe colaborar con su esposa. Así que puede ser un buen acuerdo que sea él el encargado de buscar al bebé y llevártelo hasta donde estás tu para que le des de mamar.

Cuando empieces a sentirte mejor y más activa, también es importante que reserves un momento y un espacio exclusivamente para ti. Puedes utilizarlo en lo que más te guste: en comenzar una actividad física (siempre consulta a tu médico), en hacer un cursillo de manualidades, en leer, o en lo que más te agrade. Pero es importante que la mamá pueda despejarse y recordar que además de mamá también es mujer, y que puede hacer algo para gusto de ella. Luego, tendrás todo el día para atender al bebé, mimarlo y cuidarlo.

Foto: vía Bligoo


Escribe un comentario