Mamá, quiero un guauguau…! (Parte II)

Para tener en cuenta las edades y consejos para elegir la mascota ideal para tu hijo y toda tu familia.

  • Hasta los 3 años un niño no es capaz de cuidar a un animal pero a partir de los 4 ya puede involucrarse (siempre con la ayuda de un adulto) con animales que requieran pocos cuidados de su parte. Se recomienda observar a los niños cuando están con sus mascotas ya que todavía no controlan bien sus impulsos.
  • Los perros son una buena opción a partir de los 6 años, sabiendo que hasta la preadolescencia (10-12 años) los chicos no son capaces de cuidar por si solos de un animal demandante como un perro o un gato.
  • Los gatos pueden necesitar menos atenciones pero es muy importante que los chicos dispongan de un tiempo estipulado cada día para jugar con el felino.
  • Siempre se debe supervisar los cuidados que los pequeños prodigan al animal, y si descuidan sus responsabilidades tener bien en claro que los adultos deberán asumirlas en su lugar.
  • Hay que recordar regularmente a los más pequeños que los animales al igual que ellos necesitan comer, beber y hacer ejercicio.
  • Los animales deben estar en excelentes condiciones, especialmente si van a vivir en el hogar.
  • Las mascotas deben tener siempre las vacunas al día
  • Realiza visitas periódicas al veterinario
  • Los animales tienen que tener siempre agua y su alimentación debe ser adecuada y dársele en horarios regulares.
  • Ante cualquier duda que tengas, por menor que sea, asesórate siempre con el veterinario.
  • Vigila muy bien la higiene de la mascota para evitar parásitos u otras infecciones que puedan llegar a perjudicar al animal y a tu hijo.
  • El primer año de vida de las mascotas siempre suelen ser el mas costoso, ya que implica vacunarlo, desparasitar al animal, etc…

Un animal en casa…

  • Enseña el respeto y la tolerancia hacia otros seres vivos.
  • Favorece un comportamiento responsable
  • Ayuda al desarrollo emocional
  • Brinda actividades físicas y contacto con la naturaleza
  • El niño percibe un afecto incondicional por parte de su mascota, que le ayudará a desarrollarse socialmente y a canalizar su afectividad.
  • Permite entender importantes ciclos de la vida como el nacimiento, la reproducción o la muerte.

Info:Revista conmastiempo Ed.5



Escribe un comentario