0

Método Madre Canguro (MMC)

El Método Madre Canguro (MMC) consiste en mantener al recién nacido de bajo peso apenas vestido (con pañal, gorrito y mediecitas para prevenir la pérdida de calor) recostado sobre el tórax de su mamá en posición vertical en contacto directo con su piel.

La aplicación del método puede ser la alternativa frente a la incubadora, como sustituto de ésta o para reestablecer el vínculo y propiciar el apego temprano, prolongado y continuo entre la mamá y el bebé.

Se comenzó a aplicar este método en Colombia, por la falta de incubadoras y se descubrió que era muy beneficioso para ambos, madre e hijo, y comenzó a expandirse y a utilizarse en otros países de América y Europa.

Para que este metodo sea exitoso, debe cumplir los siguientes requisitos:

  • No puede presentar ninguna patología.
  • Debe estar subiendo de peso en la incubadora y sin alimentación por sonda.
  • Debe ser capaz de succionar.
  • Debe poseer una buena coordinación succión-deglución.

Los padres deben aceptar el método con todas sus implicancias:

  • Mantener al bebé las 24 hs en la posición canguro, lo que requiere dormir en posición semisentado.
  • No usar collares o adornos que puedan lastimar al bebé.
  • Nunca poner al bebé en posición horizontal, para cambiarlo debe estar inclinado.
  • La manipulación debe reducirse al mínimo.
  • No debe ser bañado.
  • Una vez dada el alta hospitalaria debe comprometerse a asistir a las consultas fijadas por los médicos que llevan el control de seguimiento ambulatorio.
  • Poseer disponibilidad de tiempo ya que la familia va a reemplazar al personal en los cuidados del niño.

La Posición Canguro:

El bebé canguro debe estar en posición vertical estricta, de “rana”, la mejilla contra el pecho de su madre. Se cambia la posición de la cabeza en cada amamantada. Ayudamos a la madre con una faja de lycra que ayuda a mantener la posición del bebé.

Beneficios MMC:

  • En primer lugar, beneficios físicos. Durante el método canguro, la temperatura del prematuro es estable, su frecuencia cardiaca se estabiliza y se reducen los episodios de apnea, muy frecuentes en estos bebés, que, en general, respiran mejor, lloran menos y logran relajarse por completo cuando están siendo cangureados.
  • Otro de los efectos positivos del método canguro es que favorece y facilita la lactancia materna. Aunque al principio los bebés no son capaaces de chupar gran cosa, sí estimulan con su presencia la subida de la leche, que empieza siendo administrada por sonda nasogástrica, hasta que, poco a poco los bebés desarrollan, hacia la semana 34, el reflejo de búsqueda y el instinto de succión. La leche matera es el alimento que mejor toleran y digieren los bebés prematuros, la que mejor les nutre y protege. Más efectiva que las leches de fórmula, también presenta una composición diferente a la de la madre de un recién nacido a término, con mayor cantidad de nutrientes y sustancias inmunológicas que reducen, por ejemplo, la incidencia de las infecciones nosocomiales –consecuencia de la adquisición de bacterias y gérmenes patógenos en el hospital- y de la enterolocitis necrotizante, una efermedad intestinal grave a la que son propensos los bebés pretérmino. Los bebés ganan peso más rápido y se van una media de diez días antes a casa. Además, a la larga, mejora su coeficiente intelectural y desarrollo psicomotor y les previene contra las posibles alergias, la hipertensión y el exceso de colesterol.
  • Otro beneficio, es que permite a unos padres traumatizados y angustiados hacerse cargo de una situación, la prematuridad, que les tiene aturdidos y desorientados. Tanto, que ni siquiera tienen la sensación de haberse convertido en padres hasta que no cogen a su hijo por primera vez. Transmitir a sus pequeños amor y seguridad es lo que pretenden todas las madres o padres canguro. Ellos aunque no pueden darle el pecho, si pueden y deben dar refugio a sus retoños.

 


Escribe un comentario