¿Mi hija enamorada del papá?

bebes

Así como los niños varones llamarán la atención de su mamá mostrándole sus habilidades, fuerza física y destreza en el fútbol o en la bicicleta, las niñas suelen usar los recursos que tienen a su alcance y, en un alarde de coquetería, despliegan todos sus encantos delante de papá.

De manera que en el afán por mostrarse mejor que mamá, empezará por parecerse a ella en las atenciones y querrá superarla en actitudes, por ejemplo, al recibir afectuosamente a papá cuando regresa del trabajo. Paulatinamente aparecerán los celos hacia la rival, llegando a ser intolerante que mamá duerma con quien ella ama, y sentirá que hay alguien que estorba en la relación triangular.

Lo importante aquí es que hay que hacerles ver que nadie está de sobra, que cada uno tiene su lugar y que todos reciben cariño en función del lugar que ocupan en la familia. El padre debe tener la sutileza para apartarse de las demandas formuladas por su hija, saber jugar su papel de marido con su mujer y dejar en claro que el cariño por ella es correspondido. Es fundamental que sea él quien imponga pautas y normas que impidan una relación anormal, y que nunca se deje de lado
el respeto.

Lo que sigue es que la familia evolucione de manera normal, donde las niñas se querrán parecer a mamá y los niños a papá, idealizarán a ambos, se identificarán con ellos e imitarán sus gestos y gustos. Poco a poco manifestarán las características de su propio sexo y podrán desplazar sus “amores” hacia figuras exteriores al entorno familiar.

Tengamos claro como padres que esta etapa en la vida de los hijos no debe vivirse como una enfermedad o una crisis de familia, sino como un signo de inmadurez, que es normal, y la cual debe afrontarse con seriedad, es decir, sin burlas y sin la intención de alimentar el problema


Categorías

El bebé

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario