¿Mi hija enamorada del papá?

niños

Tal como sucede en el complejo de Edipo, en que el pequeño hijo se enamora de su madre como parte del proceso de madurez, la hija puede desarrollar un sentimiento similar hacia el padre, razón por la que enfrentará a su madre en la búsqueda del amor del jefe de familia. Coinciden algunos estudiosos del psicoanálisis en que el primer objeto de amor, tanto para el niño como para la niña, es la madre, quien brinda alimento, protección y atenciones durante la primera infancia; la respuesta de los pequeños es querer ser todo para ella.

Al paso del tiempo la madre continuará siendo el objeto de deseo del pequeño, pero la niña modificará ese sentimiento gradualmente hacia el padre cuando se aproxime a los 5 años de edad. De la misma forma, surgirán sentimientos ambivalentes de amor y odio hacia mamá, contra quien luchará por conquistar a papá, fenómeno o condición que recibe el nombre complejo de Electra.

Ante esta situación la madre puede sentirse excluida o celosa. Pero no debe ser así: es una etapa normal que cumple su función en el desarrollo psicosexual de la niña, y no hay que competir por su cariño. Las preferencias de nuestro hijo por uno de los padres pueden desconcertar e incluso doler al que le toca el papel de excluido. La mamá, que suele ser la que pasa con él la mayor parte del tiempo, le cuida, le mima, le consuela y satisface todas sus necesidades, es generalmente la preferida en los primeros años.


Escribe un comentario