¿Mi hijo tiene dislexia?

Como mencionamos con anterioridad, hay alteraciones propias de la edad que se corrigen solas, pero otras necesitan ayuda para solucionarse. A los niños de esta edad les resulta difícil pronunciar en el orden correcto las sílabas de las palabras largas o que tienen mayor complejidad: dicen “cocholate” en lugar de chocolate, o “mocolotora” por locomotora, etc.

Pero, si no existen otros problema asociados, tales inversiones de sílabas suelen desaparecer espontáneamente después de algún tiempo, una vez que cumplen los cinco años. Sólo si las traslocaciones de sílabas persisten más allá de esta edad, o se resisten a los intentos de corrección, podremos hablar de un verdadero trastorno del habla. En este caso, habrá que acudir a un especialista. ¿Qué hacer?

Si existen problemas de inversión, lo primero es llamar la atención del niño sobre el orden correcto de las sílabas de las palabras problemáticas. Le pediremos que repita tranquilamente la palabra, sílaba por sílaba, para que, después, intente decirla de un tirón.  Pero, ¿tendrá dislexia? Propiamente hablando, sólo existe dislexia cuando alguien muestra dificultades de lectura y escritura, y estas no se deben a retraso mental o a la falta de educación.

La causa de la dislexia suele encontrarse en sutiles trastornos del lenguaje oral. Las dificultades que se observan en la lecto-escritura del niño disléxico son las mismas por las que atraviesa el niño normal de forma transitoria mientras está aprendiendo a leer y escribir, sólo que en el disléxico perduran más de lo usual.

Por ello, la dislexia no se puede diagnosticar plenamente hasta los siete u ocho años. Si detectamos en el niño inversiones de sonidos y problemas de pronunciación, debemos consultar con un logopeda cuanto antes.


Categorías

El bebé

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario