Motivar la sinceridad en los niños – I

sinceridad en los niños

Como todos sabemos la sinceridad no es otra cosa que expresarse con la verdad y total sencillez, sin fingir ni esconder nuestros pensamientos o maneras y formas de pensar. Cuando al niño se le inculca la sinceridad y que debe actuar como tal se le debe también motivar a que actúe sin hipocresía o simule comportamientos que no son propios. Cuando los padres inician con esta parte importante en la educación del niño como es la sinceridad, debe entender que primero ser “sincero” empezará por ellos primero. La sinceridad empieza primero por uno mismo, luego hacia los demás y después hacia nuestro entorno, sólo así lograremos muy buenos resultados en nuestros hijos.

Las razones para fomentar el valor de la sinceridad en los niños son muchas, ya que ayudará a ser hombres de palabra y a ganarse el respeto de sus compañeros, esto contribuirá en el proceso de su madurez. Se dice que parte de la salud mental es siendo sinceros, sólo así gozaremos de una excelente salud mental. Es muy cierto que cuando uno miente tiene remordimientos, lo mismo le pasa a los niños se sienten mal consigo mismos lo que hace que sus relaciones interpersonales no sean tan buenas, y esto es para todo su entorno ya sea en su casa, su familia y amigos del colegio.

Para que un adulto enseñe a un niño a ser sincero, primero este debe sincerarse con {el, con modelos de sinceridad el niño asimilará mejor este gran valor.


Escribe un comentario