Niño sordo – mudo – V

sordos mudos

Los niños sordos llegan a alcanzar el mismo nivel de desarrollo cognitivo que una persona que oye, aunque con un poco más de lentitud. Además son capaces de ejecutar juegos simbólicos pero siempre con algún retraso y limitación que los que podemos oír.
 
Los códigos que usan los niños sordos llegan a reflejar las características de un lenguaje natural que ellos utilizan, como es el lenguaje gestual. Por la menos capacidad con la que nacieron llegan a formarse una forma diferente de imaginar la realidad, tienden a ejecutar un desarrollo distinto del juego y del lenguaje. El nivel de organización, concentración y coordinación es menos maduro y desarrollado que los niños que oyen.
 
Los niños sordos manifiestan su habilidad en realizar secuencias de juegos que antes han sido planificados, y se denota una clara aceptación por los juegos constructivos. El nivel intelectual de una persona sorda tiene una pequeña variedad con respecto a las personas que si oyen. Los niños sordos deben ser tratados con mucho cariño como dijimos líneas arriba, ya que su limitación los hace especiales, y sobre todo tener mucha paciencia en comunicarnos con ellos, ya que tenga por seguro que ellos llevan la peor parte en tener un mundo sin ruido a su alrededor, sin poder escuchar risas, llantos y manifestaciones de alegría de sus seres queridos.


Escribe un comentario