Niños que navegan por la Web, ¿qué cuidados hay que tener?

Los padres o quienes estemos a cargo de menores que ya navegan por la Web, debemos hablar muy claramente con estos niños sobre los riesgos y peligros que pueden llegar a estar expuestos, para comenzar nunca hay que comenzar con un “Te Prohíbo” (lo primero que harán es hacerlo a escondidas), si no que debemos charlar muy a fondo sobre este tema.

  • Defina expectativas razonables. Desconectar el cable del sitio social favorito de su hijo es como desconectar su vida social. Esto puede cerrar la comunicación y hacer que los niños actúen a escondidas, aumentando el riesgo para ellos.
  • Hable con sus hijos sobre qué sitios están visitando y qué están haciendo en línea. Ayúdelos a entender algunos lineamientos de seguridad básicos, como proteger su privacidad (incluyendo contraseñas), nunca hablar de sexo con la gente que no conocen, evitar las reuniones a solas con gente que conocen en línea y ser cuidadosos con lo que publican en línea.
  • Apoye el pensamiento crítico. Estimule a su hijo para que desarrolle un buen sentido de la seguridad y las relaciones, tanto en línea como fuera de ella.
  • Considere el uso de internet en un lugar de alto tráfico en su hogar para ayudar a monitorear las actividades y ampliar el uso.
  • Trate que sus hijos compartan sus perfiles y blogs con usted.
  • También, utilice motores de búsqueda y las herramientas de búsqueda de los sitios de redes sociales para buscar el nombre completo de sus hijos, números de teléfono y otra información que los identifique. No está invadiendo su privacidad si están proporcionando información personal en lugares públicos en línea.
  • Mientras más confianza tenga en contarnos las cosas, más seguros y tranquilos podremos estar mientras ellos navegan.

Guía para jóvenes
A continuación, algunas sugerencias para que los jóvenes tengan presente a la hora de ingresar a redes sociales, chats o blogs.

  • Utiliza un seudónimo o nombre de código en lugar de tu nombre real.
  • No utilices un nombre que sea sexualmente sugerente u ofensivo para otros. Esto puede ayudar a reducir la probabilidad de acoso en línea.
  • Configura tus perfiles para que estén privados de modo que sólo la gente que vos invites pueda ver lo que publicas.
  • No compartas tu dirección, teléfono u otra información personal en línea. No reveles tu ubicación real o planes para salidas o eventos.
  • Ten cuidado de compartir fotos provocativas o detalles íntimos en línea, incluso con la gente que conoces o, incluso, en un correo electrónico o SMS. La información podría ser copiada y hacerse pública. Recuerda: lo que digas en una sala de chat o sesión de mensajería instantánea se queda allí y no puede eliminarse después.
  • Mantén actualizado tu software de seguridad y asegurate de que el resto de las aplicaciones de software estén actualizadas y con sus respectivos parches.
  • Lee “entre líneas”. Sé consciente de que si bien algunas personas son muy agradables en línea, otras actúan de forma amable porque están tratando de obtener algo.
  • Evita las reuniones a solas. La única forma de que alguien pueda lastimarte físicamente es si están ambos en el mismo lugar. Si realmente tienes que conocer a alguien en persona, no vayas solo y dile a tus padres dónde estarás.
  • Piensa cómo respondes. Si alguien dice o hace algo que te haga sentir incómodo, bloquéalo y no respondas. Si continúan, deja que tus padres u otro adulto lo sepa y guarda el mensaje.
  • Todos estos mismos consejos se aplican para el uso de los celulares.

infobae


Escribe un comentario