Niños que pegan

A la edad de un año es muy común que los pequeños comiencen a pegar, arañar, morder, etc. a los demás ya que es su manera de dar a conocer y expresar sus enojos, molestias, descontentos…ya que todavía no lo pueden hacer a través de las palabras.

Esto irá desapareciendo a medida que vayan creciendo y comiencen hablar y a decir los que sienten, pero hasta entonces, habrá que encontrar una manera para que entiendan que lo que hacen esta mal y que nosotros estamos descontentos ante esas reacción.

Cuando nuestros hijos comienzan a pegar nosotros debemos reaccionar dándole siempre el ejemplo y no a través de violencia, como gritándoles o dándole una palmadita en la mano o en el pañal, ya que esto será contraproducente, ya que le estamos corrigiendo su agresividad con agresividad.

Siempre debemos elogiar a nuestros hijos por su buen comportamiento y demostrarles que estamos orgullosos de ellos. Debemos estimular sus acciones y enseñarles lo que esta bien y lo que esta mal. Muéstrale dibujos y situaciones para que él pueda comprender.

Fijar limites desde que son muy pequeños y enseñarles que todo se soluciona hablando y no a través de golpes ni gritos, tan solo con frases sencillas como, “me haces daño” “no se pega” “me duele” irá entendiendo de a poco.

Debes evitar frases descalificantes, como: “eres un niño malo”  “ya no te quiero” “me iré lejos”…ya que nuestros hijos necesitan el amor incondicional nuestro y si uno los descalifica o los hace sentir mal, lo más probable que su reacción sea con mas enojo y no quiera colaborar más con nosotros.

Retíralo del lugar o la situación donde el este haciendo daño, dile lo que piensas al respecto y cámbiale de juego o estimúlalo con otra cosa, veras que se olvidará rápido de ese conflicto.


Un comentario

  1.   ligia dijo

    hola muy bueno el articulo….queria que se lo enviaran a mi hija para que ella lo leyera…nammur 21@hotmail.com

Escribe un comentario