Ojalá se consiga la NO prescripción de los delitos de Abuso Sexual Infantil

AbusoSexual-infantil4

El pasado día 11 de mayo, se entregaron a la Mesa de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados, más de 300.000 firmas recogidas en una campaña pública que pedía la NO prescripción de los delitos de Abuso Sexual Infantil (ASI); la acción fue promovida por Miguel Ángel Hurtado. Actualmente cualquiera que pretenda denunciar a un pederasta pasados 15 años años desde la mayoría de edad de la víctima, se encontrará con la imposibilidad de hacerlo.

Teniendo en cuenta que el abuso sexual infantil se convierte en una experiencia traumática que deja secuelas para toda la vida (si la víctima no recibe tratamiento psicológico); es lógico que la ciudadanía presione para lograr esa modificación del Código Penal. Es importante, además, tener en cuenta que la mayor parte de las víctimas olvidan lo sucedido (si no lo han contado, o lo han contado y no les han creído, y si nadie ha sospechado ante determinados indicios), hasta bien entrada la edad adulta, aunque una buena parte de los supervivientes de ASI convivirán con el daño interior y sus manifestaciones, sin saber a qué se deben.

Miguel Angel Hurtado es un psiquiatra español afincado en Londres que sufrió abusos cuando era adolescente. En el vídeo que protagoniza explica que en Inglaterra la ley protege al más vulnerable (en este caso serían los niños), y los delitos sexuales contra menores no prescriben. España presenta unos índices de ASI similares a los de otros países europeos, Estados Unidos y Canadá. Aproximadamente un 20 por ciento de niñas, y entre un 10 / 15 % de niños han sufrido o sufrirán abusos sexuales antes de cumplir 18 años.

No estamos protegiendo a los niños del abuso sexual.

La presidenta de la Fundación Vicki Bernadet (Barcelona) afirma que estas cifras no han cambiado desde hace mucho tiempo. De cada diez denuncias por delitos sexuales, cuatro afectan a menores de edad (¡es muchísimo!). Aunque con cierta frecuencia escuchamos noticias relacionadas en los medios de información, sigue siendo un tema tabú: nos enteramos de la noticia, nos espantamos y la olvidamos; o peor aún, despreciamos los intereses de las personas que fueron víctimas, amparándonos en la creencia de falsedad o incredulidad hacia el recuerdo sobrevenido.

AbusoSexual-infantil

Y sin embargo, sigue sucediendo; y solo un 2 por ciento de los casos se conocen en el momento en que suceden. ¿Por qué esto? pues porque el agresor (en un 80 por ciento alguien del entorno) tiene una posición de poder y puede amenazas, chantajear, hacer sentir tanto miedo o vergüenza para que el pequeño calle. Existen los efectos inmediatos como sentimiento de culpa, somatizaciones, irritabilidad, alteraciones del sueño, y otros muchos. Pero además, con el tiempo, los efectos pueden cronificarse, y provocar inestabilidad emocional, aislamiento, depresión, conductas autodestructivas, ataques de ira, etc.

Pero hemos avanzado un poco.

Así lo espero: con esta petición, el Gobierno que se forme tras la repetición de las Elecciones Generales, deberá valorar la modificación del Código Penal. Si lo hacen, se habrán comprometido a romper el silencio; de la misma forma que distintos sectores de la sociedad nos hemos concienciado y también hemos empezado a hablar. Es intolerable que las niñas y los niños estén sufriendo tales agresiones, y que el delito prescriba con el tiempo.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario