Una nueva campaña frente al bullying busca el compromiso de los menores

Bullying Fundación Anar

Hace unas semanas Save the Children presentaba el informa “Yo a eso no juego” con datos sobre bullying y ciberacoso recogidos a lo largo de 2 meses. Contábamos entonces que la repercusión mediática es aún limitada, aunque poco a poco vamos recorriendo camino en la visibilización de un tremendo problema social que se relaciona con episodios de depresión en niños y adolescentes, e ideación suicida; y estas solo son parte de las consecuencias del acoso escolar en el desarrollo de personas menores de edad.

Ayer las fundaciones ANAR y Mútua Madrileña, hicieron saltar nuestros resortes interiores: las cifras de que dispone la primera en relación a los casos atendidos en el año 2015, se habían incrementado hasta un 75 por ciento. En global se tiene constancia de que la entidad ha llegado a cuadriplicar el número de sucesos de intimidación / hostigamiento entre niños y adolescentes (desde 2009). Este estudio “es el primero que analiza el bullying” desde la perspectiva de los propios afectados, y junto a su difusión, ANAR y Mútua Madrileña han anunciado diversas iniciativas de concienciación y prevención.

Como sabéis, la Fundación ANAR tiene dos teléfonos de ayuda: uno para niños y adolescentes, y otro para adultos y familia. De las bases de datos de las llamadas se desprende que el año pasado fueron 25.000 las llamadas recibidas en relación a este problema.

La información disponible demuestra que el problema del acoso escolar es cada vez más prevalente y hay que intervenir para atajarlo desde diferentes ámbitos de actuación. Fundación ANAR

Es más habitual la violencia psicológica.

Porque los dispositivos con conectividad a internet, permiten una continuidad del acoso ejercido sobre las víctimas. Se constata que las redes sociales son el nuevo instrumento mediante el que se ejerce bullying; en especial los grupos de WhatsApp creados por menores. Leemos que la edad más habitual de padecer acoso son los 12 y los 13 años, momento a partir del cual el número de casos empieza a reducirse.

No olvidemos que en ese momento las chicas y los chicos atraviesan una época de cambios muy delicada en la que necesitan mucha comprensión del mundo adulto, y mucha aceptación por parte de sus iguales. Es difícil imaginar cómo se sienten las víctimas de ciberbullying al ser humilladas y despreciadas por sus compañeros / as, e incluso por quienes consideran sus amigos. Y por cierto: hablamos de un 49 % de chicos y un 51 por ciento de chicas, son porcentajes muy similares para ambos sexos.

Bullying Fundación Anar3

Otra de las conclusiones extraídas que me ha llamado la atención es: “los progenitores suelen sobre reaccionar (¿?), quieren denunciar y no aceptan medidas a medio plazo de los centros escolares, por lo que optan por cambiar a los niños del colegio, con el riesgo de repetición de la situación”. Al respecto no voy a objetar nada a los datos que nos ofrece el estudio, pero en vista de todos los casos de bullying que he conocido personalmente en diferentes poblaciones, yo no generalizaría el aspecto de no aceptar medidas a medio plazo. Y digo esto porque todas las familias que han cambiado a sus hijos de colegio o instituto, lo han hecho después de varios meses o años de lucha contra un problema que no se solucionaba. Además en muchos casos los órganos y mecanismos previstos para que un centro educativo funcione mejor, simplemente no son efectivos.

Campaña “No bullying. Acabar con el bullying comienza en ti”.

La colaboración entre ambas Fundaciones va más allá del Estudio: puesto que se pone en marcha una campaña que se llevará a cabo en centros escolares de varias comunidades autónomas, y fomentará el conocimiento y prevención del problema en las aulas. La actividad se concretará en sesiones interactivas en grupo, mediante las que los psicólogos buscarán el compromiso de niños y jóvenes, utilizando diferentes técnicas de participación activa.

Este es uno de los dos vídeos que forma parte de la campaña, como la imagen de portada: “Tu silencio frente al bullying, te convierte en cómplice”. Ahora mismo se están difundiendo por la red, junto con el hashtag #NoBullying.

Me queda por felicitar a las entidades promotoras de esta acción; pero también me gustaría puntualizar que aunque celebro enormemente cualquier proyecto destinado a la prevención o abordaje del bullying, a veces me da la sensación de falta de integración de todas las iniciativas de carácter más global que se desarrollan (o pretenden) hacerlo, en nuestro país.

Y puestos a pedir, me gustaría que de una vez por todas existiera un plan estatal al estilo finlandés, que contara con el compromiso de toda la Comunidad. Y por cierto, por lo menos es de agradecer que en el portal de Convivencia del Ministerio de Educación se vayan recogiendo todas estas actividades.

Más información — Acabemos con el bullying


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario