Obesidad infantil – V

obesidad_infantil

Adicionalmente a esto, existe la posibilidad de que los niños desarrollen problemas de índole psicológicos. Bromas, intimidación y el rechazo de su entorno, pueden generarles condiciones de baja autoestima. Son también apartados por el aspecto físico reñido con el “promedio”, la suma de estas condiciones puede generar trastornos tan graves como la obesidad en si misma, tales como la bulimia o la anorexia nerviosa. Está también; La depresión que puede inducir a tener hábitos autodestructivos como el consumo de drogas u otras sustancias nocivas.

Ante todo debe descartarse una causa orgánica. Sí la causa no es orgánica y el problema se origina en una sobre alimentación, el primer paso a seguir es cambiar el estilo de vida del niño y muchas veces también es necesario cambiar el estilo de vida de su familia. Debe teneres particular cuidado en la cantidad y la calidad de alimentos que ingieren el niño y la familia. Implementar o incrementar actividades físicas, es un recurso que debe ser contemplado. El médico debe proporcionar una tabla de alimentos, así como el tipo de ejercicios que deben implementarse.

Poner a dieta al niño no resulta ser la mejor solución, en vista de que, además de ser un sacrificio, puede provocar desequilibrios en el desarrollo, convirtiendo los beneficios de la pérdida de peso en inconvenientes.


Escribe un comentario