Obesidad infantil – VI

obesidad_infantil

Impedir que un niño sea víctima de la obesidad es responsabilidad de los padres principalmente. Tenga presente siempre, que los niños aprende por imitación y seguirán el modelo que tienen en casa. Si los padres no cuentan con una costumbre de alimentación adecuada, el niño tampoco la tendrá, es por eso que los padres están obligados a informarse de cómo llevar una vida más saludable.

Las siguientes son algunas opciones que debería considerar: Incluir cinco raciones de frutas y verduras en la dieta diaria, reduzca la ingesta de harinas, azúcar, gaseosas, chocolates y pasteles, reduzca la ingesta de grasas que tengan origen animal como la carne roja, los embutidos, quesos y crema, incremente el consumo de alimentos con fibra como los cereales y menestras entre otros.

Evite ingerir alimentos entre comidas, de ser necesario consuma frutas. Por el lado físico considere: Compre a sus hijos juguetes que sirvan para estimular el movimiento, como bicicletas, patines o skateboars, reduzca y controle el tiempo que sus hijos pasan frente al televisor, los videojuegos o la computadora, incentive la participación de sus hijos en actividades al aire libre o en equipos deportivos.


Escribe un comentario