Origami: conoce sus beneficios

origamiEl origami (o también conocido como la papiroflexia) es un arte de origen japonés que consiste en lograr distintas formas con el plegado del papel. En el origami no se utilizan tijeras o pegamento, tan solo las manos y el papel.

En general, esta tradición japonesa se transmitía de padres a hijos. ¿Porque no aplicarla a nuestra cultura? Con esta cultura, podrás realizar simples y más complejas figuras, pero además nos brinda múltiples beneficios… ¡conocelas!

  • Incentiva la imaginación y fomenta la expresión artística: una vez que el niño cuanta con conceptos básicos de este arte puede crear sus propios diseños llevando sus ideas al papel.
  • Fortalece la autoestima: el niño ve hecho realidad una idea que tuvo, ve cumplido un objetivo, aparte de las alabanzas que recibirá por sus logros.
  • Desarrolla la destreza manual y beneficia la atención: los dobleces que se requieren hacer deben ser exactos y precisos maximizando la atención y concentración cuando se está trabajando. Ejercita las manos, representa un masaje para los dedos, favorece la coordinación motora fina.
  • Desarrolla la paciencia y la constancia: un diseño no saldrá bien la primera vez, poco a poco se irá mejorando, es necesaria mucha práctica para lograrlo.

  • Requiere de memoria, imaginación y pensamiento.
  • Aceleran el proceso de maduración del cerebro y un mejor desempeño intelectual en el futuro: debido al ejercicio de coordinación de las manos y dedos, es un trabajo activo de inteligencia, atención, además de ser un masaje natural en la punta de los dedos que favorece los procesos de excitación cerebral.
  • La concentración que requiere ayuda a los niños a alejar su mente de situaciones de estrés, obsesiones y temores que puedan tener, cuando hacen origami, se olvidan de todo. Incluso es usado en niños con problemas emocionales.
  • Es un sano momento de esparcimiento y distracción.

Fuente: Web del Bebe


Escribe un comentario