Padres estresados = Hijos estresados

Un estudio llevado a cabo en Estados Unidos descubrió que los niños cuyos padres y familias viven constantemente estresados tienen más enfermedades que otros niños. Según el estudio, publicado en la revista New Scientist, el sistema inmune del organismo de los niños resulta afectado por el estrés, haciéndolos más vulnerables a enfermedades.

Los investigadores afirman que, aunque los resultados “son sorprendentes”, también podrían servir para buscar nuevas formas de mejorar la salud de los niños.

“Existen muchos estudios que muestran que el abandono en la primera infancia, el estrés o depresión de la madre generan en el niño una mayor vulnerabilidad al estrés”, le explicó a BBC Ciencia el doctor Raúl Riquelme, psiquiatra de la Sociedad Chilena de Salud Mental.

“Y existe evidencia científica que muestra los cambios biológicos en estos individuos vulnerables a depresiones o a otras patologías”, agregó el experto.

Vulnerables
Muchos padres -principalmente los que viven con estrés crónico- podrían pensar que sus hijos se enferman más a menudo que otros niños.

Pero el estudio mostró que las enfermedades de los niños estudiados no eran trastornos “subjetivos”.
“Estos niños que viven bajo constante estrés en realidad se enferman más, porque las fiebres no son subjetivas”, afirman los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Rochester en Nueva York.

Los investigadores siguieron durante tres años a 169 niños de entre 5 y 10 años, y llevaron un registro de los síntomas de enfermedades que padecieron y de su temperatura.

Cada seis meses los padres fueron sometidos a una prueba diseñada para medir el estado de su salud psiquiátrica, evaluando signos de estrés como ansiedad y depresión.

Los científicos encontraron que el número total de enfermedades, con y sin fiebre, fue significativamente más alto en los niños cuyos padres mostraron altos niveles de estrés emocional.

También midieron los niveles de células inmunes en los niños y descubrieron que aquellos con padres muy estresados mostraban más probabilidades de tener una actividad inmune intensa.
Éste, explican los investigadores, es un signo de que su organismo está trabajando mucho más para protegerse de infecciones.

Herramientas
Los científicos esperan ahora determinar qué tipo de estrés paternal y familiar conduce a más enfermedades y cuáles son los procesos biológicos que controlan la susceptibilidad a infecciones.

El estudio podría contribuir al estrés de los padres -ya estresados- al saber que quizás están haciendo a sus niños más enfermos.

Pero tal como afirma el doctor Riquelme, estos resultados quizás nos ayuden a encontrar mejores herramientas para controlar el estrés en nuestras sociedades.

“Tenemos que pensar como sociedades globalizadas. Tenemos que instalar sistemas antiestrés en todos los niveles”, afirma el psiquiatra.

“Y para eso hay que pensar más en la organización social en que estamos inmersos, como los horarios del almuerzo, de entrada al trabajo, etc.”.

Según el doctor Riquelme, el estrés es un fenómeno mundial, y hay sociedades más estresadas que otras que a su vez están produciendo gente más estresada y más enferma.

“Por eso es fundamental introducir en las largas jornadas de trabajo actividades físicas o recreativas que den a la persona momentos de tranquilidad y relajación del estrés”
“Pero creo que aún estamos lejos de eso”, señala el experto.


Categorías

Familia

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Escribe un comentario